dissabte, d’octubre 03, 2009

Memorias de un docente decente (II)

Segunda semana y cuaro clases más en mi cuenta. La experiencia ya va haciendo y cada vez tengo más aprendidas las líneas de metro, los horarios y las estaciones, pero a pesar de todo a veces no se puede luchar contra los elementos. Martes salí con la gota fría pisándome los talones. Para resumir, mi tren llegó de Murcia con una hora de retraso y aún perdimos otra hora por el camino. Para rematarlo todo como eran "causas metereológicas" no me devolvieron el dinero; la consecuéncia de todo es que llegué media hora tarde cuando tenia hora y media de margen entre mi hora de llegada y las clases, y que por segunda semana consecutiva he comido a las cuatro y media de la tarde un bocadillo. Pero bueno, siempre hay imprevistos, si no la vida sería demasiado aburrida. Por otra parte he cogido la buena costumbre de caminar desde el hotel hasta el instituto los miercoles. No se cuantos quilómetros son, aunque sí se que son cerca de dos horas de camino, pero no importa, no tengo ninguna prisa. Además Barcelona es de esas ciudades donde apetece pasear. Siempre he pensado que cuando quieres ver una ciudad hay que hacerlo con la mirada alta (aunque en la práctica no se suele poner tan alta, por las cacas de perro, los pasos de peatones, los carteristas...) y Barcelona es ideal para eso. Es de las que te sorprenden con una casa preciosa en algún rincón donde no esteras que esté, o unas rejas muy elaboradas, o un bonito balcón. A veces te sorprenden más cosas, como encontrar un supermercado italiano que se precia de ser el único que tiene productos autóctonos en la ciudad. Para cuando llegas a dar clase estás relajado y listo.

De todas formas los chavales se portan bien... esta semana ya tocaba entrar en materia y he salido del paso bastante airoso, aunque he tenido alguna pequeña duda en detallitos que para otras clases he de tener en cuenta. Me han hecho los "deberes" y todo, y la verdad es que han salido bastante airosos de la prueba. Semana que viene me toca dar un poco de guerra a los de tercero. Lo que más me sorprende es el ambiente que hay en el centro, los chavales saludan cuando llegan, participan, piden la palabra, y se despiden cuando salen de clase. Aún mas, saludan cuando te encuentran por los pasillos y cuando intervienen demuestran que no usan la cabeza de adorno, aunque a veces les cuesta un poco participar. Muy diferente a lo que se ve a veces por mi tierra. La titular de la plaza ya me ha dicho que he empezado con buen pié, así que lo que bien empieza...

4 comentaris:

s ha dit...

Per què ho escrius tot en castellà?

franxapa ha dit...

És el que passa quan tens "fans" de més enllà d'Almansa... que si ho fas en català no t'entenen

Anònim ha dit...

la pregunta no és perquè escrius en castellà, sinó perquè ho escrius tot! o es que te creus que no tens fans catalanoparlants que precisament no és aquesta la imatge de franxapa la que tenen?

franxapa ha dit...

Doncs si, és una bona pregunta, i en certa manera tens raó, per mi mateix em resulta un sacrifici perquè em defenc molt millor en català que en espanyol, però el problema és el mateix, tinc amics a Almeria, Galícia, Madrid, Euskadi, Méxic, Argentina, Perú i Paraguai que segueixen si mes no regularment el bloc i d'altra manera no entendrien res, i ara mateix fer versions catalana i castellana no m'és possible, però al futur intentaré afegir alguna que altra entrada en llengua autòctona