dimecres, de novembre 21, 2007

Paseando por el Continuo...

Buenas tardes, visitantes de Franxapaworld!
Seguro que habreis disfrutado mucho de los mensajes publicitarios de ayer, pues no os riáis tanto! si lo puse es mas que nada porque en breve me estoy planteando buscar patrocinadores, ayer mismo un portugués me ofreció poner propaganda. Claro, como no entendí nada pues lo borré...
En fin, hoy os vengo a dar la lata porque ayer sí me pasó algo interesante: ayer di una vueltecita por el pasado. Si, eso, por el pasado. De repente me vi atravesando mi barrio camino de mi instituto, con mochila nueva, estuche nuevo y un buen montón de hojas en blanco. Cuando llegué estaba el mismo asfalto verde y rojo sobre el patio, el mismo jardín (un poco más crecidito), las mismas canastas... algo habia cambiado, claro está, la zona cubierta del patio ahora es un taller, y las porterias de futbol las han cambiado, imagino que por seguridad... las pobres debian estar que se caían a cachos. Nada mas llegar la misma Conserje (que me reconoció), me indicó que hiciera el favor de esperar que pronto llegaria el profesor. Mientras me dediqué a observar mi entorno: el mismo bar, las taquillas en el mismo lugar, los tablones de anuncios... me sacó de mi embelesamiento mi antiguo profesor de Valenciano, que nos dirigió hacia un aula. Poco a poco nos fuimos sentando, nuestro profesor nos explicó la mecanica del curso y nos dijo qué libro de texto iba a seguir. En ese momento caí: me encontraba en la última aula en la que estuve estudiando allá, y sentado en el pupitre que solia usar entonces: casi podria ver a Bousoño al lado, a Laura y Sandra detrás, a Pau 'Pingo en la fila de la derecha... Una hora y un dictado después se terminó la clase (por falta de libro) y fuimos emplazados a regresar el próximo martes a la misma hora. Antes de salir para casa me dediqué a repasar aquellos lugares donde habia estado: el aula donde hice primero (lástima que estuviera cerrada), la biblioteca, el primer piso... mientras caminaba podia ver a mis antiguos amigos tirandose bocadillos de parte a parte de la clase, escondiendo borradores, jugando al baloncesto... claro, que cuando me fijaba bien todo eso habia desaparecido.
En fin, puede que penseis que todo esto lo he soñado, que lo experimenté de verdad... pues no os voy a decir la solución! solo una pista: me está saliendo un diente. Si esto no es volver al pasado...

2 comentaris:

vanessawhitter ha dit...

Hace unos meses yo también tuve que volver a mi instituto,pero no fué tan onírico...Lo tiraron abajo y lo reformaron entero, ya no se parece nada a lo que era, y me dio una pena extraña,como si hubiesen borrado un trozo de mi...Algo que no creía importante,pero que ha resultado serlo.Gracias por el recuerdo, he vuelto a tener 16 años!

franxapa ha dit...

La verdad es que fué casualidad que precisamente la clase la dieramos en mi ultima aula, pero tener esas experiencias de vez en cuando es bonito! nunca hay que olvidar las cosas buenas que se dejan atrás, y parte de las malas